Reconocimiento y liderazgo. Cómo enfocarlo y cómo empezar.

Se trata llanamente de dar gracias. Y los efectos son poderosos. Pero no suele existir una política de reconocimiento en las empresas. Este gesto tan sencillo suele ser el primero en descuidarse cuando falta tiempo. Y en entornos remotos es aún más necesario y por ende problemático. Porque es un aliado extraordinariamente poderoso para fortalecer el espíritu de equipo como para despreciarlo.

Practicando la gratitud poquito a poco.

Happyfeed. Así de sencillo.

Para ambas vertientes, la gratitud en persona, como el reconocimiento remoto, hay que empezar tomando posiciones. Y practicar con ejercicios sencillos.

¿Una recomendación? Pues una app. Hay cientos de aplicaciones para esto, claro. Pero por ser conceptualmente limpia, fácil de usar, funcionar en Android y Apple y gratis, mi elección es HappyFeed. Podría mejorarse cambiando el verde hospital por otro color, eso sí. El planteamiento es ¿Qué tal si damos las gracias cada día por hasta 3 cosas que te hayan pasado? Toma apenas 1 minuto. Y como contrapartida ¡Te descubres más afortunado de lo que pensabas! De esto se trata.

¿Porqué tomarse tiempo en agradecer?

En todas las organizaciones en las que he formado parte, cuando llega el momento de la encuesta periódica de satisfacción del empleado sale el tema del reconocimiento. Parece que se nos da mal dar las gracias. Y quizás es que no sabemos cómo hacerlo. Las buenas noticias son que:

  • La gente está repetidamente diciendo que lo desea y echa en falta para estar más confortable en la empresa. Te están diciendo qué necesitan para sentirse mejor.
  • No hay nada hecho al respecto, así que cualquier cosa será mejor que nada. Es tu oportunidad como lider.

Empezando a reconocer. ¿Cómo se hace esto?

Perfecto. Queremos dar las gracias. Pero ¿Cómo se hace? ¿Cómo podemos asegurar que la gente se siente reconocida, agradecida?

Hay que considerar dos cosas:

  • ¿Qué entendemos por reconocimiento o agradecimiento? Parece que no hay consenso en esto, pero sí una dirección clara: No se trata de dar las gracias como a tí te gustaría que te las dieran, sino como al destinatario le gustaría.
  • El reconocimiento no es una acción jerárquica, de arriba a abajo. Si se enturbia agradecimiento con jerarquía se pierde la metáfora de dar las gracias. Toda la organización debe de formar parte de la dinamica de reconocimiento, como receptores y, reciprocamente como originadores de gratitud y reconocimiento.
CC BY https://www.flickr.com/photos/realheightz/5197846172/
CC BY https://www.flickr.com/photos/realheightz/5197846172/

Punto 1. Todos creamos reconocimiento. Horizontalidad.

El reconocimiento no es algo que las personas deban esperar de sus jefes o de recursos humanos. No viene del cielo hacia abajo, como un maná. La timidas políticas de reconocimiento que he visto implementar no funcionan porque al menos adolecen del mismo defecto. Son jerárquicas. Marcar la jerarquía cuando se dan las gracias traviste el reconocimiento de limosna.

Las dinámicas de gratitud y reconocimiento consiguen liberar todo su potencial sólo cuando son horizontales. Primero, la horizontalidad engendra participación y se generan caudales de reconocimiento mucho mayores. En otras palabras: los líderes y recursos humanos no son los que deban ostentar el monopolio de repartir liberalmente el reconocimiento como una muestra de su generosidad. Sino que los líderes se deben resitúar y exponerse al ser destinatarios de la generosidad del resto si queremos un workflow realmente horizontal que dispare las contribuciones.

CC BY https://www.flickr.com/photos/emilywaltonjones/1111789829/
CC BY https://www.flickr.com/photos/emilywaltonjones/1111789829/

La horizontalidad en el reconocimiento…

Aceptamos que todos participamos de las políticas de reconocimiento. Ahora hay que saber como hay que reconocer. El segundo paso.

Punto 2 ¿Cómo reconocer?

Cuando queremos mostrar nuestra gratitud por algo que un compañero hizo, dijo o inspirado en nosotros, tendemos a hacerlo del modo que nos gustaría recibir esta apreciación. Sin embargo se trata de que esta persona se sienta reconocido, que tenga un impacto en ésta. Así que es esta persona quien debería de elegir el lenguaje en el que se le da las gracias.

Al final se suelen reducir a 4 las formas de recibir reconocimiento en entornos de trabajo.

  • Regalos tangibles. Algunas personas prefieren recibir algún pequeño regalo como por ejemplo una postal de agradecimiento, un souvenir local… Cuando se trabaja en remoto esto tiene incluso más importancia pero a la vez es más dificil de conocer los gustos de los compañeros, pero normalmente suele haber un portal en el que cada persona tiene un perfil que cuenta historias o enlaza con el blog personal. Esto se puede aprovechar para personalizar estos regalos. En mi caso colecciono pequeños instrumentos de música y me gusta el queso… lo pongo facil 🙂 Pero recordemos que lo realmente importante es la expresión de la gratitud, que de este modo físico se permanece visible más tiempo. El valor monetario es secundario.
  • Tiempo de calidad. Hay gente que disfruta cuando se les da tiempo. Tiempo de calidad, dedicado. Por ejemplo, pueden apreciar que dediques tiempo a discutir con ellos aquella idea que te propusieron hace algun tiempo. Dar una segunda oportunidad a un proyecto que se descartó. Pero no tiene que ser relacionado con el trabajo. En ocaciones una charla informal genera relaciones mucho más ricas y liberadas de la tensión laboral, da oportunidades para conocer a tus compañeros y apreciar sus individualidades y diferencias. Y ganas tanto o más que lo que das 🙂
  • Palabras, palabras, palabras. Hay gente que lo que le gusta realmente es oir decir gracias. O leerlo. Y esto puede ser público (En algún sistema que tu empresa tenga de karma o kudos, un post en un tablon de anuncios público, estilo post, mención en una conversación o documento de proyecto…) o privado (como simplemente un direct message en Slack). Pero hay muchísimas otras formas imaginativas de implementar este ¡Gracias! ¿Qué hay de postearlo a Instagram?
  • Actos de servicio. También hay personas que prefieren -hechos son amores- que les eches una mano con un proyecto o un reto personal que intentan conseguir. Hacer algo por ellos que sabes que apreciarán, uno de esos ‘random act of kindness’ o no tan random, puede que haga su día mejor 🙂

Punto 2. Bonus… una quinta forma de reconocer.

  • Dando más responsabilidad. No vale para todo el mundo, y no todo el mundo puede reconocer de este modo, pero como lider es una oportunidad que tienes. Quienes gustan de este modo de ser reconocidos lo valoran tremendamente. Me refiro a que se le encomienden misiones, más responsabilidad, cuando se percibe que han hecho algo particularmente bien. No se trata de sobrecargar de trabajo sino de realmente confiar en esta persona que se destacó y pedirle que lleve a cabo -creativamente, no cuando está todo definido- otro trabajo donde pueda ‘gustarse’, aprender y ‘crecer’.

Puedes encontrar explicaciones más detalladas y algunas ideas geniales acerca de los modos en que generar y recibir gratitud en este post o en este otro

Entendido. ¡Pongamonos en marcha!

CC BY https://www.flickr.com/photos/magnetbox/
CC BY https://www.flickr.com/photos/magnetbox/

Entendido: horizontal y en el lenguaje del receptor. Ahora, ¿Por donde empezar? Pues lo primero sería conocer el modo en que a los miembros de tu equipo les gusta ser reconocidos. Así que, preguntemos. Yo lo hice con un post en un Blog del equipo -siempre un p2 theme– (Añadiendo como contexto esos modos de reconocimiento que desgrané arriba). El post decía algo así:

¿Cómo te gusta ser apreciado y reconocido? ¿Podrías responder a esta simple pregunta para que todos sepamos de qué modo te agrada que se te den las gracias?

Y con lo que dijimos cada uno, como en el sidebar del blog sale la lista de los miembros del equipo con lo que hace, su timezone…, añadimos esto de cómo le gusta a cada uno ser reconocido.

Las dos primeras piedras están puestas. Hemos tomado conciencia de la importancia de agradecer y reconocer. Y todos sabemos cómo hacerlo. ¡Ahora solo hay que esperar que la ocasión se presente!

Pro tip: No seamos muy exigentes o muy tacaños con estas muestras de gratitud. Es cierto que el reconocimiento hay que ganarlo, pero cuanto más se practica, más valor le damos. Sorprendentemente ‘No se gasta’.

¿Te gustaría subscribirte a nuestra revista y tener nuestros nuevos posts? Solo dinos tu email aquí

Sinónimos y antónimos de Gratitud

Deja un comentario