Haciendo tu oficina Remota. El teclado Sculpt Ergonomic de Microsoft

2016-12-22-15-01-18Hace ya un seis meses que tengo el teclado en cuestión. Me vino en una cajita muy chula junto con otros dos dispositivos que no he usado mucho.

Vamos con ello. El teclado es el L5V-0004, notación ergo donde las haya, y lo puedes ver en la fuente, que ahí es donde hay que buscar siempre, aquí, chez Microsoft. Las promesas eran grandes, porque parece un teclado potente y con un diseño pensado en tus antebrazos a un precio razonable, por debajo de los 100 euros que puede parecer mucho pero si te pones en el Keyboard.io o el Advantage2 de Kinesis se queda en cacahuetes, por no hablar de los de Maltron que tienen tanta buena pinta como estacazo en la nuca.

Lo primero que llama la atención es el ratón que viene incorporado.

Es feo y con forma de huevo. Esto puede discutirse, lo de feo digo, porque forma de huevo tiene. Pero ni aún con toda la buena fe del mundo para darle una oportunidad dadas sus interesantes 6 propiedades (las bolitas coloradas del dibujo) le das más de 5 minutos si has probado el Hippus. Como yo tengo toneladas de buena fe, le di 15 minutos y a la caja. Y me sobraron 10. Tiene muy buenas reseñas. Pero francamente no las comparto en cuanto a comodidad. De lo demás no puedo hablar con sólo un cuarto de hora de uso.

En fin, el ratón es como la tele por cable del pack de Internet. No la quieres pero ahí la tienes, la pagas y encima no la puedes quitar del precio.

El teclado numérico es muy práctico.

Muy práctico. Y un campeón del escondite, porque cuando lo vas a usar nunca sabes donde lo has dejado, porque lo quitaste de ‘ahí’ para dejarte la mesa limpia, o para que el ratón -el que mola- quede más cerca del teclado concretamente. Fuera bromas el teclado numérico es funcional y mola, pero lo cierto es eso: que es genial tener un teclado menos aparatoso y al final no lo usas salvo si tienes una sesión intensiva de meter datos en un Excel.

Y ahí está el campeón.

El teclado es una pasada.

Y es que aún con dos peros casi imperdonables se le perdona todo. Empecemos por lo malo. ¿Cuales son los peros?

Mi maravilloso y tiñoso teclado con la barra espaciadora partida en dos (izquierda backspace y derecha space).

 

  • La barra espaciadora está dividida en 2 y no se entiende como no se ha utilizado esto para que el lado derecho y el izquierdo puedan funcionar independientemente. ¿Qué es esto? Pues por ejemplo es genial poder usar la parte derecha de la barra espaciadora para añadir un espacio y la izquierda de backspace para evitar le desplazamiento de las manos por el teclado para borrar. Esto lo tenía mi teclado tiñoso de hace -en serio- 22 años. ¿No hemos avanzado desde entonces? ¿Solo en ponerles retroiluminación?
  • La conexión usa USB en lugar de BlueTooth. En el estado actual de algunos ordenadores como el MAC esto se convierte en un pecado -casi- imperdonable. Que sería imperdonable para otro teclado. Me refiero a que si tienes el nuevo MAC; con sólo dos puertos USBC, te tienes que comprar un dispositivo ‘ladrón’ para tener puertos USB y no se entiende que uno te lo tengas que cepillar de facto por el teclado. Encima es USB pero inalámbrico, así que tienes lo peor del USB y lo peor del inalámbrico.
  • En algunos casos, el teclado no conecta automático. No entiendo como tienes que quitar y poner el ‘pincho’ en el puerto USB cada vez que enciendes el ordenador. Esto me pasa concretamente on un MacBook Pro de finales de 2016 y un pepino de concentrador de Satechi de 60 eurazos lo que juntamente con otras críticas que ne leído me lleva a pensar que ocurre siempre. Fallo gordo, feo, feo.

¿Pero entonces qué tiene de bueno este teclado?

  • Pues que puede ser por la disposición de las teclas muy ligeramente pero curvadas y con un espacio en medio para evitar tener que juntar artificilamente las manos.
  • Puede ser la poca resistencia a la presión (las teclas son extra finas, no tan molonas como las de los teclados mecánicos pero funcionalísimas)
  • Puede ser la base para apoyar las muñecas que es exactamente como la necesitas: ni tan pequeña que no vale para nada ni como esas de silicona que parece que tienes las muñecas en un pedestal pero blandengue.
  • IMGP4681

    Esto es la ligera pero indispensable inclinación negativa.

    También se sale la genial inclinación negativa (la parte de alante está más baja que donde apoyas la base de la mano), aunque puedes también ir probando sin ella, ya que el teclado se sube en un puente magnético removible. ¿Inclinación negativa? Si tu eres de los que te gusta ponerle la máxima inclinación positiva, así era yo, pero ahora pongo por testigo que no me vuelvo a comprar un teclado que no la tenga negativa.

  • El tamaño no es el más pequeño del mercado, pero cabe bien en una mochila convencional (la mía es la Timbuk2 Alcatraz customizada con el logo de WordPress bordado: una joyita). Esto puede parecer banal pero no lo es si curras habitualmente en coworking o similares y odias el teclado de tu portátil.

Puede ser por eso o por algo que se me escapa, pero lo que está claro es que es sin duda ninguna el teclado más cómodo de todos los que he probado. Y se le puede perdonar hasta que no tenga algunas teclas de función para el dedo gordo izquierdo (que no le usas prácticamente para nada en este teclado) como si tienen otros teclados más caros -pero no más cómodos- o la ristra de pecadillos anteriores.

Cuando se me rompa me compro otro. Y puedo jurar que no soy muy afecto de hacerle publi gratuita a Microsoft :p

Raúl Antón Cuadrado

wpcom-wmark  instagram     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s