Medidas de impacto, anticiencia y ética

Recuerdo haber escrito algo sobre medidas de impacto y citation indexes y sus estructuras anticientíficas… al menos si se piensa la ciencia como un arma de lucha contra el status-quo para mejorar las condiciones de vida de la humanidad.

noun_22872La idea de que haya chamanes que validan cada artículo de investigación para juzgar la conformidad respecto a ciertos estándares de modo que se permita su inclusión en el Olimpo de las revistas de investigación te puede revolver o no las tripas desde el punto de vista de la epistemología de la ciencia. Pero lo que es seguro es que huele a naftalina.

Me recuerda también la brillante reflexión de Andrew Spittle acerca de las estúpidas restricciones sobre la impresión de tesis doctorales especialmente cuando son inherentemente no imprimibles, como por ejemplo las que tiene que ver con comunicación o educación sobre Internet, como la de Spittle… y la mía. Y me lo recuerda porque igualmente parece que esto tiene sentido solo desde ideas y procesos nacidos en la Edad Media con la función de cimentar y dar lustre a la estructura ideológica del argumento de autoridad.

Pero hay una cuestión mucho más poderosa e inquietante.

Pardis Sabeti te clarifica las dudas que puedas tener al respecto en su impresionante Ted Talk ‘¿Cómo lucharemos contra el próximo virus mortal?’. Dejadme citar unas pocas líneas de esta charla tan brillante como inspiradora… no necesitan explicación.

[FAQ] ¿Qué pasa con los que no sabemos el bárbaro idioma? Pues que debiéramos irlo aprendiendo y, por añadidura, que tenemos a disposición magníficas herramientas de traducción gratuitas en la Web… 🙂 [/FAQ]

“But the way that science works, the position I was in at that point is, I had the data, and I could have worked in a silo for many, many months, analyzed the data carefully, slowly, submitted the paper for publication, gone through a few back-and-forths, and then finally when the paper came out, might release that data. That’s the way the status quo works.

Well, that was not going to work at this point, right? We had friends on the front lines and to us it was just obvious that what we needed is help, lots of help. So the first thing we did is, as soon as the sequences came off the machines, we published it to the web. We just released it to the whole world and said, “Help us.” And help came.

Before we knew it, we were being contacted from people all over, surprised to see the data out there and released. Some of the greatest viral trackers in the world were suddenly part of our community. We were working together in this virtual way, sharing, regular calls, communications, trying to follow the virus minute by minute, to see ways that we could stop it.”

P. Sabeti en Ted Talk.

Ala. A ver quien atrapa esa mosca.

Raúl Antón Cuadrado

  instagram     

Deja un comentario