Redes de Participación o ¿Por qué es necesaria la educomunicación? 1/N.

El sujeto aislado zigzagea en los límites del sistema

El sujeto aislado zigzagea en los límites del sistema, y aunque no lo comprenda porque ha sido enculturado en la competición, necesita del otro.

“No podrás luchar sólo sin cansarte”  (Historia de una escalera, Buero Vallejo 65).

Sip. Hace un tiempo Buero hizo este extraordinario relato que os recomiendo fervientemente, anticipando las influencias de la economía en las células sociales desestructuradas que creo que es válido a día de hoy. Y puede que esto, de paso, nos sirva para distinguir arte y entretenimiento somero, banal y en serie: dudo que nadie cite los pilares de la tierra de aquí a 20 años.

Internet es como la escalera de Buero, pero a escala planetaria.

CC-BY flickr.com/photos/21847073@N05/

CC-BY flickr.com/photos/21847073@N05/

Sigue existiendo la red de Stephenson (2000, cp. 15) en cuyo centro “todo es uniforme”. Puede que como Leung (2007) apreció, el área más concurrida de la web siga infrarrepresentando a las minorías que cuando participan incluso adaptan sus comportamientos a lo esperable por la omnipresente mirada blanca.

Pero mucho ha llovido. Afortunadamente.

La relación entre la streamline y los productores horizontales de contenidos no es la clásica “de cualquier tecnología en la que exista una brecha entre quienes controlan la producción y la distribución y quienes no lo hacen.” (Leung, 2007, p. 80). Y la clave es que la red cataliza la construcción de las nuevas formas de inteligencia colectiva preconizadas por Levy “más flexibles, más democráticas, fundadas sobre la base de la reciprocidad y del respeto a las singularidades” (1999, p. 88).

El individuo antes relegado a la función de destinatario puede ahora emanciparse por su acción en redes de participación. Pero, ¿Cómo lograr la acción ubicua, “distribuida en todos lados, continuamente valorizada y puesta en sinergia en tiempo real” (Levy, 1999, p. 88)? Esto sólo puede lograrse por la combinación de un esquema relacional en red y exigiendo capacidades extendidas de interactividad, indisponibles antes de la madurez participativa de Internet. ¡Un salto tecnológicamente brutal, pero que requiere esfuerzos eminentemente a nivel conceptual. Un salto que hay que  interiorizar y aprender y para ello negar la dictadura de lo obvio, desaprender la  reproducción (Sí, ¡Bourdieu de nuevo!) que condiciona las relaciones de participación.

Internet y contrahegemonía.

CC-BY flickr.com/photos/ergonomic/

CC-BY flickr.com/photos/ergonomic/

Internet no es un medio cualquiera. Por supuesto que los grandes conglomerados siguen llevando la delantera. Pero no es menos cierto que una sociedad alfabetizada en los nuevos códigos y herramientas de expresión puede apropiarlo para reescribir un equilibrio de fuerzas en que las relaciones de poder no sean tan asfixiantes. Este es el quid de la conveniencia de una educación para los medios potente y eficaz. O de su inconveniencia, puesto que nos convertiría en la Gente Peligrosa para el sistema de que hablaba R.I. Correa.

Y aquí está la buena nueva: esta apropiación está ocurriendo. Redes contrahegemónicas que se habían gestado en la sociedad desconectada han migrado una porción significativa y creciente de su actividad a Internet, robusteciendo su modelo y su capacidad de movilización y consecución de objetivos. Tanto en movilizaciones con fines caritativos, como en fenómenos de guerrilla cibernética, los objetivos se ven favorecidos por el uso de “formas de organización en red [que] cuentan con doctrinas, estrategias y tecnologías en sintonía con la era de la información” (Silva Machado, 2004).

Mmm. ¿A las barricadas?

Parece que la red es de todos. Y tenemos por primera vez un campo abierto… Esto sólo si los responsables educativos (desde programadores, hasta profesores y directores de centros) se persuaden que no basta con hacer esporádicos ‘análisis del lenguaje publicitario’. La realidad al completo está publicitariamente construida y requiere de una alfabetización mediática más profunda y desacomplejada.

¿Empezamos desde abajo? ¿Qué hay de este Congreso de Educomunicación en Soria a primeros de Noviembre? ¡Allí nos vemos!

Raúl Antón Cuadrado

  instagram     

[learn_more caption=”Descubre aquí las referencias”]

  • Levy, P. (1999) ¿Qué es lo virtual? Barcelona: Paidós. [Comprarlo]
  • León, O, Burch, S. y Tamayo E. (2005) Comunicación en Movimiento. Quito: Agencia Latinoamericana de Información. [Descargar]
  • Stephenson, N. (2000). Snow Crash.  Barcelona: Gigamesh S.A. [Comprarlo]
  • Leung, L. (2007). Etnicidad Virtual. Barcelona: Gedisa. [Comprarlo]
  • Bourdieu (1996) La reproducción. Elementos para una teoría del sistema de enseñanza. Distribuciones Fontamara, México DF. [Comprarlo]

[/learn_more]

1 reply »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s