Yo, crowdfunding. Amén.

Este post forma parte de una serie que Xawy Sastre y Nuria LLopis, expertos en brecha digital y crowdfunding respectivamente y cuyo sentido es ser parte de una iniciativa para sacar la reflexión a la red, desarollada en la asignatura Educación y Comunciación en la Red, del máster de Educación y Comunicación en el Ciberespacio, de la UNED. Sientete libre de participar aportando tu reflexión sobre los interogantes que quedan abiertos, expresar tu opinión, criticar, apostillar, completar o incluso preguntar sobre este post… Se trata de establecer un diálogo horizontal que nos sirva a cada unx para construir conocimiento. ¡Ojo! Tanto si eres alumno del máster como ajenx ¡Eres bienvenidx a la construcción de conocimiento!Si quieres tener un mensaje en tu email cuando lleguen los nuevos posts de la serie de Xawy y Nuria, puedes suscribirte a comunciacionextendida:   

                                                            This is the 21st Century  

This is the 21st century
I heard everything they said
The universe demystified
Chemicals for god
This is the 21st century

(del álbum Anoraknophobia, Marillion, 2001)

Érase una vez….

Una base de datos en  algún lugar del ciberespacio ,  una banda inglesa cercana al rock progresivo llamada Marillion, y 12500 fans de los 30000 registrados  por el grupo, dispuestos a financiar, a ciegas, una gira con un disco todavía por cocer.

Finales de milenio. Muy lejos no nos queda.

El quinteto, de larga trayectoria musical en sus espaldas, supo aprovechar el poder de Internet y no solo se erigió como uno de los primeros grupos de música capaces de crear su propia website para comunicar sino que, además, dispuso los andamios para poder vender a través de ella. Mark Kelly, teclista del grupo, el arquitecto de este testeo.

Fue así como se recaudaron, desde 1997 hasta el 2001, cerca de 60000 dólares  que dieron lugar al disco Anoraknophobia y su posterior tour estadounidense. Se blandía una espada en las nuevas formas de hacer.  Una revolución MUY Do it Yourself que, a día de  hoy, solo se encuentra en sus inicios.

No será hasta el 2006 que no se acuñe el término “crowdfunding” por parte de Michael Sullivan, fundador de fundavlog, en un intento fallido de crear una incubadora de proyectos en formato videoblog. En España, se atribuye al proyecto del largometraje “El Cosmonauta” como pionero primerizo de esta modalidad en el año 2009.

Pero el fenómeno crowdfunding, mal llamado a veces “la nueva burbuja”, lleva existiendo algunos siglos ya. Solo que las tecnologías y la aparición de una nueva mentalidad basada en el Open Source lo han lanzado a lo que Chris Anderson llama los “muchos pocos”, es decir, no solo a las masas sinó también a los muchos pocos que formaban un nicho hasta entonces, en un mercado desconocido y todavía  por explorar. Teoría de “long Tail” en su esencia en un contexto 100% online.

Mas, en el offline, experiencias en microfinanzas existen desde siglos atrás.  Así que, cerremos los ojos,  remontémonos  a cualquier infancia y viajemos hasta Lilliput. ¿Alguien se acuerda de los viajes de Gulliver?  Jonathan Swift , su creador, fue también el padre biológico del microcrédito por allá el 1730.  Y aunque, en sus inicios, solo unas cuantas mujeres se beneficiaran de esta nueva fórmula, un siglo más tarde, una quinta parte de Irlanda vivía de ello. Posteriormente y bien entrado el s.XX , las zonas rurales de Bangla Desh se vieron combatiendo la pobreza a través de un banco independiente de microcréditos que le llevó al doctor Muhammad Yunus directo al Nobel de la Paz. Y sin ir más lejos, bandas como  la española Extremaduro nacieron con el ADN del futuro crowdfunding. 250 boletos vendidos a razón de 1000 pesetas cada uno les permitió grabar su primer disco “Rock Transgresivo” a finales de los 80. A cambio, una copia de la maqueta cuando esta fuera grabada y editada. Arrasó en la Plasencia natal de la banda y llegó a oídos del programa de TV Plàstic.  Y de ahí a lo siguiente. Hasta hoy.

Pero…¿qué es el crowdfunding  y por qué?

Crowd (muchedumbre) funding (financiación)… se define como aquella “acción colectiva para conseguir dinero u otros recursos en la que se suele utilizar Internet para financiar esfuerzos e iniciativas de personas u organizaciones de todo tipo (…) ya sean privadas, públicas (…) o sin ánimo de lucro.” (Asenjo, 2013, p.22 )

Si bien surge en EEUU en un momento en el que no falta financiación, poco a poco se afianza como una respuesta válida  a un contexto coyuntural de difícil y reducido acceso a la misma.

Las  personas vinculadas a experiencias de crowdfunding coinciden en la creencia que la labor de una plataforma como ésta es algo más que financiación. A nivel individual, la persona que participa en la financiación tiene la posibilidad de tener un contacto más directo con las personas que ejecutarán el proyecto, saber en cada momento en qué fase se encuentra el mismo y realizar preguntas a través de la plataforma.  A nivel social,  la posibilidad de hacer una labor pedagógica ante la comunidad y devolver a la sociedad una parte de lo que  ésta le ha dado.

 

Rojo, amarillo, verde y azul

Existen muchas modalidades de crowdfunding pero sobretodo  han proliferado cuatro de ellas. Tomemos como referencia la enumeración propuesta por Rodriguez de las Heras:

  1. El crowdfunding empresarial con ánimo de lucro, de inversión, donde se ofrece una participación de la empresa o un compromiso con el inversor sobre los beneficios por haber participado (Equity based crowdfunding).
  2. El crowdfundingde préstamo en el que se ofrece un tipo de interés sobre el dinero recibido (Lending-based crowdfunding o crowdlending).Ambos,  por la nueva ley que regulará el crowdfunding de inversión y préstamo en España,  para principios del próximo año, pasarán a llamarse Plataformas de Financiación Participativa.
  3. El crowdfunding de recompensa (Rewardbased crowdfunding)en el que se ofrece una contraprestación al mecenas que aporta. Se enfoca a proyectos de difusión dentro del ámbito artístico y creativo y alberga algunos proyectos  educativos.
  4. El crowdfunding de donación o solidaridad (Donation-based crowdfunding), sin ánimo de lucro, en el que no existe contraprestación por la inversión realizada por el mecenas. Las personas que participan como inversores en esta cuarta modalidad lo hacen por el simple hecho de participar en un proyecto solidario o humanitario (Caparrós de Olmedo, S., 2012).

Son 40 días son…

…..para que el proyecto haga de Costeau y explore mundo. 40 días para conseguir un objetivo. 40 días de difusión, constancia, perseverancia y nervios por parte del creador. 40 días de vueltas al mundo y alea jacta est! Si al final de estos 40 días se consigue la cantidad de dinero fijada el proyecto inicia su ejecución. Si antes de esos 40 días se sobrepasa lo exigido lo más habitual es que se fijen nuevos retos. Y, por el contrario, si pasados 40 días no se ha reunido lo suficiente, los mecenas se quedaran en el punto de salida y no se les restará ninguna inversión.

The Big Bang Crowdfunding

Tal y como afirma Karl Laemmermann en uno de los pocos libros escritos sobre la materia, el crowdfunding “is a boomimg” . Hecho que lo demuestra el “CrowdfundingInsdustry Report (2012-13)” en el que se palpa la rapidez en la propagación de esta modalidad donde sólo en España, entre 2012 y 2013, se pasa del registro de poco más de 18 plataformas a más de un centenar a finales de 2014.

Y estas plataformas son un pozo sin fondo. Una especie de Big Bang de proyectos e ideas disparados a la desbandada hacia todas las esferas de la sociedad. Sin entrar mucho en ellos. Una cata rápida:

Ciberactivismo y participación social: Kickstarter  tal vez de las más antiguas, dedicada a proyectos creativos, convirtió la petición del periódico “The Occupied  Wall Street Journal”en la petición más financiada de su historia en pocos días.

Intercambio de conocimientos: Goteo, promovida por Platoniq, Organización Internacional de Productores culturales y desarrolladores de software, pionera en la producción y distribución de cultura copyleft. Entre sus proyectos se encuentra el Banco Común de Conocimientos a partir del año 2006. Goteo albergó, además, ciberactivismo con  “15MparaRato”, campaña que llevó a la querella contra el expresidente de la entidad financiera Bankia , Rodrigo Rato, y a lo 19 miembros de la administración de la entidad en el momento de salir a bolsa. De la petición colectiva a los tribunales. Y a raíz del 15M una iniciativa cultural, gestada en la @acampadaSol como respuesta a una pregunta lanzada en twitter: “Y tu ¿qué libros te llevarías a una acampada?” que terminó en la microfinanciación de la web Bookcamping , una biblioteca abierta y colaborativa,  mediante Goteo.

Proyectos sociales: El inicio de las plataformas crowdfunding para fines sociales se encuentra en Kiva . Surgió en EEUU en el año 2005 con el objetivo de  conectar a las personas a través de préstamos para aliviar la pobreza y terminó desembocando en préstamos peer to peer hospedados en nuevas plataformas.

Proyectos culturales: Lanzanos y Verkami,   pioneras en España a finales del 2010. A propósito de Verkami, se dice que el 70% de las ideas que se lanzan a través de ella triunfan.

Proyectos científicos: Como Ilovescience, safari  e incluso precipita, una plataforma crowdfunding pública del ministerio de economía. Increíble, ¿no os lo parece?

Gastronomia: United Food Republic web de crowdfunding centrada en establecimientos gastronómicos, que ofrece a aquellos que quieren montar su restaurante la posibilidad obtener recursos a través de la pre-venta de los futuros platos.

Deportes: Patrocinalos para patrocinar a cualquier deportista independientemente de su nivel, ya sea amateur o profesional… pero vinculados a una “marca” de un periódico deportivo de renombre. Sport2help  plataforma de crowdfunding para hacer crecer proyectos solidarios a través del deporte.

Intereses varios: Una curiosa Montatulunademiel  donde se afirma que “el viaje de novios “ te saldrá gratis!”

Y centenares de ellas. Tantas que hasta google y youtube se han sumado al carro.  Sí, lo que oís. Democraticemos crowdfunding y participemos todos en el gran pastel. Ellos, crowdfunding. También.

Brainstorming final

Afirma Jonás Sala, uno de los co-fundadores de Verkami aquello de  “que la rentabilidad y el enriquecimiento no sea aquello que motiva los proyectos es lo que hace que triunfen.”

Bien cabría el crowdfunding dentro de las teorías de decrecimiento de Latouche “hay que empezar a ver  las cosas de otra manera  para que se puedan convertir en otras, para que podamos  concebir soluciones  verdaderamente originales e innovadoras” (Latouche, 2004, p.85). Jonás cita  a David contra Goliat.  Consumidores cansados de la arbitrariedad del mercado, crisis económica y  autocracia de las entidades financieras  frente al empoderamiento de pequeños gestos que llevan a triunfos y autor y obra en su poder muy al margen de la opinión de los bancos.

Pero mucho más. Dice Castells que con la Red, se deben reprogramar  redes y recablear mentes. Cambio social, poder de la información, comunicación en red. Una oportunidad para que las minorías queden representadas, tengan voz y a empujones rompan brecha… ¿nos daría la razón Leung?

A bote pronto y brainstorming en mano :  participación, horizontalidad, transparencia, sentimiento de comunidad, poder de decisión, colaboración en Red, creatividad, motivación, constancia….ilusión. Alguien hace tiempo abrió la ventana porque esto  huele a  fresco  ¿no?  Ergo, bienvenido sea!  Entonces “Yo, crowdfunding. Amén” y me uno a la corriente de aire. Pero y tú:  ¿te lo vas a perder?

 

Nuria Llopis  [->Diario de las buenas noticias]

   

 

8 replies »

  1. Después de leer el artículo de Nuria LLopis y de indagar por las diversas plataformas o lanzaderas online me asaltan varias dudas, la primera de estas dudas es saber cómo se tasa una iniciativa, por ejemplo, quién dice lo que vale escribir una novela, he visto precios dispares para proyectos equiparables.

    Me gusta

  2. Juan Carlos esta es, sin duda, una cuestión clave cuando te planteas iniciar cualquier acción de crowdfunding. Existen desproporciones fruto del desconocimiento y de una mala previsión. Y, además, el tema de los libros en concreto es un universo. ¿Quién tasa el producto y en base a qué? A pesar de que las plataformas dispongan de sus propios asesores-orientadores , la determinación del importe la toma el creador del proyecto. Si tienes pensado iniciar una campaña de crowdfunding para microfinanciar un libro, te recomiendo este artículo http://www.infocrowdsourcing.com/cuanto-pedir-crowdfunding/ en el que te podrás descargar un toolkit que te ayudará a concretar el coste de tu proyecto. De entrada te anticipo que vas a tener que tener en cuenta el 5% (algunas 8%) de comisión que abonas a la plataforma, el precio de las recompensas y el envío de las mismas, otro tanto por ciento para hacienda y, finalmente, el precio del libro. Respecto a la cuestión en concreto de los libros, decirte que tienen más éxito, hasta el momento, el formato “analógico” que el digital.
    Algunas reflexiones sobre datos. En España, plataformas como Goteo experimentan un 55% de éxito en el total de los proyectos frente a un 73% de Verkami. Esto se debe a que la media del coste que necesitan los proyectos de la primera plataforma (se calcula que unos 5000 euros aprox.) es bastante mayor que la segunda. Una de las primeras conclusiones a las que podemos llegar es que a menor cantidad solicitada mayor probabilidad de éxito. Es una deducción arriesgada, pero, si ojeamos distintos proyectos en diferentes plataformas podremos observar que comparten, por lo general, este denominador común.
    En segundo lugar , no siempre los formatos más comunes en este tipo de financiación como pueden ser los libros son los formatos de mayor éxito. Según X-net , productos fáciles de mover como la música o ciertos audiovisuales son los que poseen mayor éxito. La plataforma Kickstarter añade nuevos datos al percibir que los cómics es el género escrito de mayor éxito (47%) frente a otras publicaciones escritas como pueden ser libros, prensa o revistas (30%). Y… añádele un factor irracional que puedes encontrarte siempre al fijar una cantidad: el factor sorpresa, el comportamiento de la audiencias y de los mecenas. Esto explicaría un caso tan curioso como viral como el del americano y la ensalada de patatas (http://goo.gl/bG7fAy).
    En todo caso moderación. Moderación como la madre que pone el crowdfunding en su lugar. Y es que el crowdfunding va más allá de una recaudación. Kappel habla de “implicación afectiva” , Gutiérrez en su definición habla de “participación en pequeñas aportaciones” , Ariño lo descubre como “estructura rizomática” en espacios de comunicación y opinión que tienen lugar dentro de la red y Granovetter, a principios de los setenta, ya hacía referencia al crowdfunding como “la afirmación actualizada, vinculada a los sistemas de comunicación, de la llamada fuerza de los vínculos débiles”.
    Crowdfunding es participación, es intercambio razonable, es la lucha por la obra, es interacción entre creador y mecenas si así se desea. No es enriquecimiento sino trabajo muy duro.
    Ilusión, oportunidad y moderación sobre todas las cosas.

    Me gusta

  3. Gracias Nuria, un post interesantísimo, clarificador, un verdadero lujo. Me has abierto los ojos a un mundo que desconocía, el crowdfunding, por no hablar de las distintas modalidades a las que te puedes acoger en base al carácter de tu proyecto.

    Hace un par de años colaboré con una escritora albacetense (yo también soy de Albacete) en la creación de un libro: ella alumbró la historia, yo la ilustré. Ha sido editado en formato digital, aunque se ha prescindido de la portada y de los dibujos que realicé (las razones que nos dieron no proceden en este comentario); obviamente, deseo que mi trabajo vea la luz.
    El caso es que me estoy planteando comentarle a la escritora la posibilidad de llevar a una de estas plataformas de las que hablas nuestro proyecto, el de poder editar nuestro libro en papel.

    Trabajo duro, como bien señalas, no recaudación… pero creo que merecería la pena intentarlo. Gracias de nuevo.

    Me gusta

  4. Gracias por la información, Núria. El año pasado participé en el proyecto de un cortometraje financiado a través de una plataforma de Crowdfunding. La experiencia fue muy buena, conseguimos llegar al objetivo marcado y grabar nuestro corto. Además, nosotros dábamos un pequeño “regalo” (más o menos simbólico dependiendo de la cantidad de dinero aportada) a nuestros financiadores o mecenas. No sé si es algo habitual. Pero, vamos, que no tiene ningún misterio, es muy fácil de llevar a cabo. ¡Lo importante es tener una buena idea en la cabeza! Al final, lo analógico y lo digital siempre se nutren de lo mismo… ¡ideas! Ánimo a buscar financiación de esta forma tan particular y, por supuesto, también animo a ser mecenas de algún proyecto que resulte inspirador. Inés, si me avisas, y me gustan tus dibujos… tal vez me anime!!!

    Me gusta

    • Qué interesante lo que contáis. Lara estoy segura que debió ser una gran experiencia. El “pequeño regalo” que te refieres es una de las formas de crowdfunding más habitual. Se llama “crowdfunding por recompensa” y ofreces unas recompensas a cambio de aportaciones de particulares que, a partir de ahora, llamaremos mecenas o funders. Las recompensas la propones tu mismo como creador y cada mecenas elige qué recompensa quiere aportar. Os dejo unos artículos bastante curiosos sobre como diseñar recompensas atractivas (http://blog.megafounder.com/es/blog/how-to-design-rewards-for-your-crowdfunding-campaign/) y, además de unos consejos para fijarlas, tipos de recompensas que podéis ofrecer a vuestros mecenas http://getyourcause.com/es/post/Dise%C3%B1o-de-recompensas-Crowdfunding-3
      Los chicos de Verkami, en su blog, tratan de forma todavía más ajustada el tema de las recompensas con el objetivo de orientar a los futuros crowdfunders (http://www.verkami.com/page/authors_faq)

      Inés, tanto si colaboráis juntas en algún proyecto como si lo hacéis por separado os recomiendo una pagina de la web “universo crowdfunding” (http://www.universocrowdfunding.com/principales-plataformas-crowdfunding/ ) en el que aparecen las principales plataformas crowdfunding en España. Como veréis, las hay de muy específicas y otras más generalistas. En estas últimas, como Lanzanos (http://www.lanzanos.com/categorias/29/ ) o Verkami ( http://www.verkami.com/browse/category/28-publicaciones) podréis observar como os aparecen unos desplegables de categorías en los que podéis elegir que tipo de proyecto queréis empezar: culturales, educativos, documentales, audiovisuales etc..
      En vuestro caso, también tenéis alguna editorial que se dedica exclusivamente a editar ebooks y libros en papel mediante el crowdfunding. La plataforma de esta editorial es libros.com ( http://libros.com/que-es/). Otra plataforma que os podría resultar interesante de ojear es realizatulibro.com (http://www.realizatulibro.com/) . Pensad que cada año nacen de nuevas y dejan de prosperar alguna plataformas. Vais a tener que valorar cual se adapta mejor a vuestro proyecto y a vuestra filosofía “crowd”.

      Tal vez la clave esté en no ser demasiado ambicioso y ajustar al máximo el importe final al proyecto. Juan Carlos hace unos días nos preguntaba quién decidía el coste del proyecto puesto que ante iniciativas similares se apreciaban precios muy dispares entre ellos. Es importante recordar que no podemos perder de vista el porqué una acción crowdfunding y la finalidad de la misma. Deberíamos pretender que nuestro proyecto salga adelante y no obtener el máximo beneficio aprovechando la acción, puesto que todo esto se nota en los resultados finales. Suerte chicas y que esto salga adelante. De momento, la combinación de ambas parece un excelente punto de partida!

      Me gusta

  5. ME PARECE INTERESANTE, pero me asaltan dudas,,,ya que nuestro proyecto de crear la ” primera Farmacia Cooperativa, en Chile, para atender las necesidades de adultos mayores y personas de menores recursos, sera una iniciativa que despierte un interes de muchos.
    Ahora bien, por que este proyecto, en Viña delMar (Chile)…? Por que esta es una ciudad bonita, tranquila agradable,donde muchos Adultos mayores, la hemos elegido para vivir,pero como tales, somos un segmento que requiere “medicamentos ” para mantener su salud y estos….. son comercializados, en todo el pais, por 3 (tres) grandes empresas, que domina el 90% de este mercado, y que manejan “coordinadamente” los siempre mmy altos precios de todos los medicamentos que comercializan, lo que obviamente los deja inalcanzables para este y otros segmentos de nuestra población…entonces…hemos creado una Cooperativa de salud y medicamentos que quiere abrir esta la primera Farmacia Coop en el pais…pero los “viejitos y Viejitas” ……”no disponen para aportar ahora el capital necesario ” para que esta pueda ponerse en movimiento… SI, podran hacerlo, cuando puedan comrar sus medicamentos “al costo”
    como lo hacen las coop con sus asociados y entonces,asi, estaran en condiciones de disponer de ingresos, para pagar sus aportes a esta sociedad cooperativa…..
    Ahora, quien me puede ayudar a crear y montar un CROWNFUNDIG con este sobjetivo ???
    Agradecere sus comentarios o sugerencias ( y tambien pueden hacerse socios de esta Farmacia Coop) y los medicamentos….se pueden enviar tambien por correo….
    Boris Ramos M. ( ex docente Catedra Cooperativismo Esc Serv Socila U. de Chile.Valparaiso
    Boris Ramos M. Viña del Mar Chile

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s