Protesta, divergencia e ideologías comerciales

Estabamos varios miembros de @laceluladigital, profes del @masterredesuned, discutiendo amigablemente sobre la escritura de un libro coral

CC_BY flickr.com/photos/gulltaggen

sobre narrativa digital y  Marga @mroura, lanzó una pregunta al aire que me hizo pensar. ¿Pueden desarrollarse narrativas transmedia al margen de los círculos comerciales y de mercado?

Yo la amplío a ¿Pueden desarrollarse hoy en día narrativas al margen de estos círculos? ¡Ah! TODO está orientado desde y hacia su encaje en la economía de mercado. Esto no es una declaración de intenciones, ni un juicio de valor, sino una constatación de hechos. Y, así, la única razón de que existan ideologías pseudoprotestatarias o pseudodivergentes que Marga calificaba –a mi modo de ver acertadísimamente- como ideologías comerciales es que sirven igualmente para poner velas en el altar de la economía de mercado. La construcción publicitaria de la ideología de mercado es tan potente, opresora y violenta simbólicamente que hace que nos creamos que son contestatarias manifestaciones absolutamente inocuas para el sistema como –por sólo poner un ejemplo- la cultura de los productos ecológicos, y que desechemos cualquier manifestación que pueda alterar el orden establecido.

Permitidme unos ejemplos (Evidentemente son generalizaciones, tomadlos como eso, no pretenden ser palabra de Dios, sino más bien del abogado del diablo…):

  • Cultura Bio: ¿Qué es Bío? Lo que tiene etiqueta Bio que lo certifica. Mi padre tiene una huerta. Todo supernatural. Pero en su huerta nada es bio.
  • Comercio Justo. Esto trata de comprar el cacao a los cultivadores a precios justos. Mmmm. Para empezar ¿Por qué no compramos las patatas/tomates a precios justos a los cultivadores de patatas en España? Y, ya puestos, ¿Por qué no hacamos justicia comprando en origen Chocolate manufacturado en lugar de Cacao? ¿Por qué los artículos de comercio justo son extraordinariamente más caros al consumidor final?
  • ONGs. Respeto el trabajo de todos los que colaboramos en una… Pero mirémoslo desde arriba… ¿esto no es poner en manos de iniciativa privada la solidaridad y haciéndola depender de donativos, convirtiendo la solidaridad en limosna, haciendo competir los proyectos entre sí, teniendo que utilizar técnicas publicitarias para obtener más soporte?
  • Ecodiesel… ¡Ecológico! ¡Acabar con la oligarquía del petróleo! Ha causado la muerte de millones de personas de hambre en el sudeste asiático porque grandes extensiones de tierra que los terratenientes dejaban cultivar a las clases depauperadas se han dedicado a esto (Antes aunque produjeran no tenían a quien venderlo, porque los pobres no tenían dinero para comprar y por eso las dejaban cultivar gratis, como forma de limosna).
  • Movimientos antisistema. Cojamos perspectiva: el punk. ¿Recordáis la ‘gira del lucro indecente’ de los Sex Pistols? ¿Es que denominarla así y reconocer su contradicción cambia la esencia del asunto?
  • Y ya, para redondearlo: hoy en la radio he oído una historia de éxito. Se trataba de un tío que decía: ‘No hay que tener miedo a emigrar. Es una oportunidad. Animo a todo el mundo a hacerlo’. La ministra de trabajo Fátima Báñez califica la emigración de jóvenes como ‘movilidad exterior’. Hace tiempo oí decir en una conferencia que así nos iba en España porque la gente tenía que comprender que no había que comprarse piso, sino alquilarlo porque había que estar dispuestos a ir donde esté el trabajo y ver esto como una oportunidad. Travestir la movilidad forzosa de este modo es simplemente…para un olé.

CC_BY flickr.com/photos/cambodia4kidsorg

Perdonadme. Voy a Internet.

  • Cultura del precio 0 en Internet. Otro lema travestido: ‘la cultura tiene que ser  libre, Bradd Pitt ya tiene mucho dinero como para que page por bajarme una peli de él’. ¿El efecto? Nos negamos a pagar por el trabajo creativo de personas que, si están insertados en el circuito de las multinacionales del entretenimiento recuperan ‘SU’ dinero de otros varios modos como merchandising… y si son personas al margen de este mainstream, los verdaderos contestatarios, les condenamos a perder dinero y amateurizarse ==> los silenciamos. ¿Alguien ha pensado lo ridículo que es negarse a pagar 1 euro por bajar una peli o un libro mientras pago 40 al mes a telefónica por darme acceso sobre unas infraestructuras que encima eran del estado y las privatizaron? ¿QUIEN ES el verdadero interesado en que todo lo que hay en la red sea pretendidamente gratis?
  • Web2.0 como web de la participación: la web es democracia, cualquiera puede hacer llegar al mundo su mensaje… Facebook como culmen del empoderamiento del creador horizontal. ¿? Facebook pone a disposición los medios de producción, pero se queda con la obra… luego vuelvo sobre ello.
  • Componentización en la red. Toda creación autónoma e independiente en la red, tiene que tener una determinada forma –no existen webs independientes que se sutraigan a los esquemas tradicionales-. Todo contenido debe de ser estándar, fácilmente remezclable, reutilizable en Facebook y Twitter… Quién se lucra del esfuerzo de los creadores de contenido en blogs son los agregadores como meneame/digg… o incluso las redes sociales que promocionan y, o, vehiculan estos contenidos como Twitter o Facebook. El esquema que subyace es perverso: se ponen las herramientas y tecnologías de producción en manos de la fuerza de trabajo y se depriva a ésta del fruto de su esfuerzo. El paraíso liberal.

NO se trata de caer en un pesimismo incapacitante. Pienso que algo que puede hacer cualquier reflexión-publicación sobre la red madura y potente es el escribir cada artículo desde la constatación de que hasta lo que parece más contestatario se explica por su encaje en la economía de mercado y cuando se tenga oportunidad, añadir visiones alternativas y emancipadoras. Pienso que debemos de poner todo en tela de juicio y no caer en la sutil y azucarada trampa de lo obvio. Puede que algunas de las cosas que hacemos y nos parecen contestatarias, tomando perspectiva no lo sean… ¡No sé! ¿Recordáis a Descartes? No podía fiarse de nada y empezó desde cero… (Claro que cuando se atoró en su sistema filosófico, recurrió a Dios diciendo que no podría ser tan malo de engañarle tanto, algo bastante en línea con un anarquismo epistemológico Feyerabendiano).

 Raúl Antón Cuadrado

  

    

!!!Si te gustó el artículo o aprecias que gente gaste tiempo opinando, piensa lo mucho que nos mola que pinches en alguno de los iconos de aquí abajo: que si un Google+1, que si un me gusta en Facebook… Y ya si te gustó mucho mucho, pon tu email en esta casilla, confirma dando al botón y te avisaremos cuando haya nuevos posts:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s