Esloganización en la comunicación entre pares en Web2.0Slogan Creation in Bilateral Communication in Web 2.0Esloganización en la comunicación entre pares en Web2.0

Atribución flickr.com/photos/khalidalbaih/5653817859

/

En Web2.0 se utilizan las consignas intensivamente, y es normal, porque no fue creada para la democracia o la participación sino para el consumo y el negocio[1] y ya se sabe: la consigna y su primo el eslogan son la base de la publicidad. Además la relación de consumo no se constata entre pares como el trueque, sino que establece una diferencia entre oferente y cliente que, aunque nos dicen que el cliente es el que manda, tengo serias dudas. Bueno, no tengo ninguna duda de que la relación se ha invertido y el que manda ya es el que vende, ¡Qué Coño!

La relación mercantil es lógico que utilice consignas y eslóganes. Sin embargo se constata también su presencia en los intercambios Web entre iguales, porque los nuevos valores posmodernos exigen “una comunicación directa, sin esperas, instantánea, rápida, fluida y fácil”[2], una nueva poscomunicación, que aparentemente permite el eslogan-consigna. La imitación de los métodos de difusión jerárquicos omnipresentes, unido a las tendencias unidireccionales en el discurso, -se constata el uso privilegiado[3] de medios preeminentemente unidireccionales como Microblogs/Twitter y Blogs[4], frente a los de comunicación bidireccional y, o, cooperación como Wikis o Foros[5]-, redefine en Web2.0 el intercambio entre pares, que se concreta a menudo en un peloteo de monólogos más que en diálogos.

Además del ‘aislamiento espiritual’ que se sigue de lo anterior… ¡Qué romántico me pongo! Decía que además, el cambio en el modo de

Atribución flickr.com/photos/krossbow/3154262365

recepción que implica la presencia de eslóganes –píldoras-, permite la multitarea, a costa de la concentración y de la profundidad reflexiva[6]. Carr previene[7] de la superficialidad, repetición de contenidos, falta de rigor y tendencia a adoptar posiciones absolutas en el discurso de Internet, y cuando lo hace está centrando el tiro sobre la omnipresencia de mensajes con una gran carga de eslóganes-consigna.

Sin embargo mi preferido, una vez más, es Habermas. Quizás porque es capaz de explicar conceptos y tendencias a partir de hechos, vamos, la versión Europea conceptual que se contrapone a la más pragmática, americana y americanista de Carr. Habermas dice que a los intelectuales ya no se les permite enfocar el discurso, dirigir la reflexión común. Coincido totalmente con él. La razón, me temo, es que las sesudas –y lentas- explicaciones de los intelectuales no pueden competir contra la eficacia del eslogan. Una vez destapada la caja de Pandora de la red que da la posibilidad a todo hijo de vecino de decir lo que piensa, si Vd. quiere ser escuchado, por interesante que sea lo que tiene que decir, debiera aprender primero a esloganizarlo. De otro modo, pocos van a tener la paciencia de escucharle.

 

Raúl Antón Cuadrado

 


 

Atribución flickr.com/photos/sepblog/3676361977

[1] (Carr 2005)

[2] César Bernal Bravo y Ángel Barbas Coslado, “Una generación de usuarios de medios digitales”. Cáp 7 de (Aparici (Coord.) 2010) Pág 126

[3](Alexa.com s.f.).

[4] Aunque todos estos medios permiten mantener conversaciones bidireccionales, su núcleo es la información unidireccional. En Facebook el modo de crear contenidos era responder a la pregunta, ¿Qué estás pensando?, en Twitter cambió recientemente, de ¿Qué estás haciendo? a ¿Qué está pasando?, aunque sigue implicando la respuesta en primera persona, y los Blogs, aunque permitan comentarios que puedan crear un hilo de discusión, en la mayoría de los casos están fehacientemente vacíos.

[5] O el mismo GoogleWave (https://wave.google.com) en el que dejó de trabajarse en Agosto de 2010, según una nota de Google (http://www.google.com/support/wave/bin/answer.py?answer=1083134).

[6] César Bernal Bravo y Ángel Barbas Coslado, “Una generación de usuarios de medios digitales”. Cáp 7 de (Aparici (Coord.) 2010)

[7] Aunque se refiere a los blogs, entiendo que es extensible en general a los medios Web2.0. “I’m all for blogs and blogging. (I’m writing this, ain’t I?) But I’m not blind to the limitations and the flaws of the blogosphere – its superficiality, its emphasis on opinion over reporting, its echolalia, its tendency to reinforce rather than challenge ideological extremism and segregation” (Carr 2005)

Atribución flickr.com/photos/khalidalbaih/5653817859

/

Mottos are used widely in Web 2.0. This is not surprising, as the system wasn’t created for democracy or participation, but for the consumer society and business [1], and we all know that mottos and their close relatives, the slogans, are the ABC of advertising. Moreover, the consumer-seller relationship does not occur at an equal level (as in barter), but establishes a difference between seller and client. Although it is constantly claimed that in this relationship the client is the boss, I sincerely doubt it. In fact, I think it has been turned upside down: now the boss is the seller. What the f’…!

It is normal that business relationships use mottos and slogans. However, it’s presence has also been detected in web exchanges between equals, as new post-modern values require “direct communication without waiting, instant, fast, fluent and easy” [2], a new post-communication which apparently allows the motto-slogan. Imitation of ubiquitous, hierarchical media, along with one-way trends in speech (preferential use [3] of one-way media like Microblogs/Twitter and Blogs [4], as opposed to bilateral communication and/or cooperation like the different Wikis or the message boards [5]) redefines pair exchange in Web 2.0, which is too often materialized in series of monologues, instead of a real dialogue..

 

Atribución flickr.com/photos/krossbow/3154262365

Apart from the “spiritual isolation” derived from the abovementioned condition… (how romantic I’m getting!) Apart from this, the change in reception caused by mottos (“pills”) allows multitask in exchange of concentration and more profound thinking [6]. Carr warns [7] of the risks of superficiality, repetition of contents, lack of accuracy and tendency to adopt absolute positions in the Internet speech. He refers particularly to the huge amount of messages full of motto-slogans..

My favourite on the topic, however, is Habermas again. Maybe because he is capable of explaining concepts and trends based on facts. In other words, he represents the European, conceptual version against Carr’s more pragmatic, pro-American approach. Habermas says that intellectuals are no more allowed to lead the speech and common thinking. I agree with him completely. The reason, I’m afraid, is that the brainy −and slow− explanations of the intellectuals cannot equal the power of the slogan. Once Pandora’s box has been opened −giving everybody the possibility to say what they think−, if you want to be listened, no matter how interesting your information may be, you should learn first how to create a slogan out of it. Other way, few people are going to be patient enough to listen to you..

Raúl Antón Cuadrado

 


 

Atribución flickr.com/photos/sepblog/3676361977

[1] (Carr 2005)

[2] César Bernal Bravo and Ángel Barbas Coslado, “Una generación de usuarios de medios digitales”, Chapter 7 of (Aparici (Coord.) 2010), page 126.

[3](Alexa.com s.f.).

[4] Although all these media allow a bidirectional conversation, their core is unilateral information. The way of creating contents in Facebook was answering to the question “What are you thinking?”; in Twitter, it was changed recently from “What are you doing?” to “What is going on?”, although the answer in first person in still implied. Blogs allow comments which can derive in a conversation, but, in most of the cases, they are basically empty.

[5] Or Google Wave (https://wave.google.com), which was abandoned in August of 2010, according to a post from Google itself (http://www.google.com/support/wave/bin/answer.py?answer=1083134).

[6] César Bernal Bravo and Ángel Barbas Coslado, “Una generación de usuarios de medios digitales”, Chapter 7 of (Aparici (Coord.) 2010), page 126.

[7] Although referred to blogs, I think it can be applied to Web 2.0 media in general: “I’m all for blogs and blogging. (I’m writing this, ain’t I?) But I’m not blind to the limitations and the flaws of the blogosphere – its superficiality, its emphasis on opinion over reporting, its echolalia, its tendency to reinforce rather than challenge ideological extremism and segregation.” (Carr 2005)

Atribución flickr.com/photos/khalidalbaih/5653817859

/

En Web2.0 se utilizan las consignas intensivamente, y es normal, porque no fue creada para la democracia o la participación sino para el consumo y el negocio[1] y ya se sabe: la consigna y su primo el eslogan son la base de la publicidad. Además la relación de consumo no se constata entre pares como el trueque, sino que establece una diferencia entre oferente y cliente que, aunque nos dicen que el cliente es el que manda, tengo serias dudas. Bueno, no tengo ninguna duda de que la relación se ha invertido y el que manda ya es el que vende, ¡Qué Coño!

La relación mercantil es lógico que utilice consignas y eslóganes. Sin embargo se constata también su presencia en los intercambios Web entre iguales, porque los nuevos valores posmodernos exigen “una comunicación directa, sin esperas, instantánea, rápida, fluida y fácil”[2], una nueva poscomunicación, que aparentemente permite el eslogan-consigna. La imitación de los métodos de difusión jerárquicos omnipresentes, unido a las tendencias unidireccionales en el discurso, -se constata el uso privilegiado[3] de medios preeminentemente unidireccionales como Microblogs/Twitter y Blogs[4], frente a los de comunicación bidireccional y, o, cooperación como Wikis o Foros[5]-, redefine en Web2.0 el intercambio entre pares, que se concreta a menudo en un peloteo de monólogos más que en diálogos.

Además del ‘aislamiento espiritual’ que se sigue de lo anterior… ¡Qué romántico me pongo! Decía que además, el cambio en el modo de

Atribución flickr.com/photos/krossbow/3154262365

recepción que implica la presencia de eslóganes –píldoras-, permite la multitarea, a costa de la concentración y de la profundidad reflexiva[6]. Carr previene[7] de la superficialidad, repetición de contenidos, falta de rigor y tendencia a adoptar posiciones absolutas en el discurso de Internet, y cuando lo hace está centrando el tiro sobre la omnipresencia de mensajes con una gran carga de eslóganes-consigna.

Sin embargo mi preferido, una vez más, es Habermas. Quizás porque es capaz de explicar conceptos y tendencias a partir de hechos, vamos, la versión Europea conceptual que se contrapone a la más pragmática, americana y americanista de Carr. Habermas dice que a los intelectuales ya no se les permite enfocar el discurso, dirigir la reflexión común. Coincido totalmente con él. La razón, me temo, es que las sesudas –y lentas- explicaciones de los intelectuales no pueden competir contra la eficacia del eslogan. Una vez destapada la caja de Pandora de la red que da la posibilidad a todo hijo de vecino de decir lo que piensa, si Vd. quiere ser escuchado, por interesante que sea lo que tiene que decir, debiera aprender primero a esloganizarlo. De otro modo, pocos van a tener la paciencia de escucharle.

 

Raúl Antón

 


 

Atribución flickr.com/photos/sepblog/3676361977

[1] (Carr 2005)

[2] César Bernal Bravo y Ángel Barbas Coslado, “Una generación de usuarios de medios digitales”. Cáp 7 de (Aparici (Coord.) 2010) Pág 126

[3](Alexa.com s.f.).

[4] Aunque todos estos medios permiten mantener conversaciones bidireccionales, su núcleo es la información unidireccional. En Facebook el modo de crear contenidos era responder a la pregunta, ¿Qué estás pensando?, en Twitter cambió recientemente, de ¿Qué estás haciendo? a ¿Qué está pasando?, aunque sigue implicando la respuesta en primera persona, y los Blogs, aunque permitan comentarios que puedan crear un hilo de discusión, en la mayoría de los casos están fehacientemente vacíos.

[5] O el mismo GoogleWave (https://wave.google.com) en el que dejó de trabajarse en Agosto de 2010, según una nota de Google (http://www.google.com/support/wave/bin/answer.py?answer=1083134).

[6] César Bernal Bravo y Ángel Barbas Coslado, “Una generación de usuarios de medios digitales”. Cáp 7 de (Aparici (Coord.) 2010)

[7] Aunque se refiere a los blogs, entiendo que es extensible en general a los medios Web2.0. “I’m all for blogs and blogging. (I’m writing this, ain’t I?) But I’m not blind to the limitations and the flaws of the blogosphere – its superficiality, its emphasis on opinion over reporting, its echolalia, its tendency to reinforce rather than challenge ideological extremism and segregation” (Carr 2005)

9 replies »

  1. Yo me quedo con un slogan que me hace diferente cada día “Just do it”. No creo que 300 palabras puedan expresar mejor el sentir de estas tres. Viva la comunicación reducida.

    Me gusta

    • Lo primero, me emociona que tomes tiempo en leer estas humildes lineas, estando tan lejos… 😉
      Lo segundo, por vez primera y sin que sirva de precedente entre nosotros, difiero. Creo que lo que a ti te hace diferente cada dia es lo que personalmente piensas (o lo que te denota) cuando te repites ese mantra. Puede ser? Pero para hablar entre nosotros… mejor sin abreviaturas! 😉

      Un saludo

      Me gusta

      • No creo que hablar mucho de un mayor significado a las palabras. Mas vale concentrar lo que se piensa y lo que se dice y hacerlo de tal forma que sea capaz de ser procesado por las personas que como yo carecemos de paciencia suficiente como para leer largos párrafos.

        Me gusta

          • Se puede decir que la claridad es un deseo de cualquier mensaje, ya sea intelectual o comercial, más o menos recordable. Cabe preguntarse de qué manera la tendencia a la esloganización produce ciertos efectos sobre nuestros modos de elaborar y expresar ideas y puntos de vista. De alguna manera, hemos empezado a apropiarnos de slogans que alguien ha inventado, que están allí, disponibles, y que representan algo de nuestro modo de sentir, pero que al mismo tiempo implican una cadena de significaciones asociadas. Esto nos acerca a la idea de que cualquier lenguaje se puede pensar como una disponibilidad que cada usuario se apropia para si, haciendo de cada apropiación un espacio de “libertad”.

            Me gusta

  2. Esto es gravísimo, Maria Elisa. El que haya ciertos esloganes o frases hechas que están tan metidas en la ideología social que todo el mundo las acepta como buenas… pase. Pero si estas ideas han podido ser inoculadass en la conciencia común por una construcción publicitaria… ¡Uf! Es peligrosísimo ¿No crees?

    Me gusta

  3. “El desvarío laborioso y empobrecedor de explayar en quinientas páginas una idea cuya perfecta exposición oral cabría en pocos minutos.” (dice Borges en el prólogo de “Historia Universal de la Infamia”, creo.)

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s