A la junta electoral: ¿Pero alguien puede tragarse lo de la jornada de reflexión desde que existe Internet?

Eso. ¿Pero es que alguien es capaz de tragarse lo de la jornada de reflexión desde que existe Internet?

Todas las páginas Web, blogs, días atrasados de periódicos online –con sus páginas de publicidad política y de opinión, si es que son distintas-, todo lo dicho en facebook acerca de lo malos o buenos que son los partidos, los Tweets, todos esos terabytes de opiniones… ¿hay que borrarlas el sábado o vamos a hacer responsable a quien se conecte a leerla, como hacemos con quien se enchufa a las páginas de descargas?

¡Pues si el pecado está en como se miran las cosas, dejen de mirar a la gente que está en la puerta del Sol, como si estuvieran destrozando su estado de cojonudo-estar! Las hordas de políticos profesionales que se las verían putas si tuvieran que ganarse la vida trabajando, inmunes a la vergüenza y con una jeta de cemento, les han despertado del sueño que Vds. y sus amigos de la élite les habían hecho creer.

Estimados miembros de la junta electoral, estimados políticos, estimados resto de los estimados: ya no tienen Vds. el monopolio de la difusión de la opinión. Ni siquiera durante la jornada de reflexión. Dejennos en paz, que en paz venimos.

Deja un comentario