Las instituciones de la red

La ausencia de instituciones es inaceptable en un grupo social, ya que construyen la red de

significaciones que sustenta su ideología, vertebrándola. Y, como cabía esperar, en Internet, se han creado instituciones con rapidez. Las instituciones de red son increíblemente heterogéneas e incluso contradictorias, pero la característica más genuinamente propia de las instituciones en la red es su rápida obsolescencia y sustitución, incluso en ocasiones, por otras instituciones de corte opuesto. La aparición del primer navegador gráfico[1] en 1992, disparó la propagación de Internet fuera de los entornos académicos y especializados y la puesta a disposición de una nueva herramienta de construcción social al servicio de esas necesidades sociológicas posmodernas, cuya peculiaridad –nada es para siempre- se sublima en este entorno.

El ICANN, la W3C, el CERN, La prohibición de la publicidad, P2P, los BBS, el HTML, SUN, los RFCs, GNU, Netscape, Altavista, Microsoft, Java, XML, Yahoo, Wikipedia, la omnipresencia de la publicidad, Google, los Blogs, el concepto Web2.0 sustanciado en Facebook o Twitter o Youtube…, Creative Commons, son algunas de las instituciones que en algún momento desde el principio de la década de los 90 han tenido más relevancia y, por ende, autoridad en Internet. En ellas se puede observar una remarcable heterogeneidad; hay marcas comerciales, organizaciones, corporaciones, conceptos, herramientas, formas de uso de información, lenguajes de programación. Igualmente trasluce la dialéctica de creación de contenidos verticales, protegidos por copyright vs la creación horizontal de los usuarios red y algunas empresas y organizaciones con principios[2] similares.

Resumen de la encuesta

Viendo la tabla resumen de una sencilla encuesta informal[3] sobre instituciones en Internet, se pueden descubrir varias cosas muy jugosas. En primer lugar, esa heterogeneidad, así como la pugna entre creadores de contenidos verticales y horizontales. Pero se observan también varios efectos tan esperados como quizás perversos: la rápida obsolescencia de las instituciones [aunque la pregunta se hizo sobre instituciones presentes y pasadas, éstas apenas se recuerdan, salvo en el grupo de trabajadores de IT[4]], la progresiva mercantilización de las mismas [de las 12 instituciones que citaron más del 40% de los encuestados, dos tercios son marcas comerciales] y la mínima institucionalidad de las personas[5] que, normalmente sólo ganan representatividad y autoridad cuando representan a una organización.

En resumen, Internet, como subsistema social, no es una excepción. Necesitas sus instituciones para construir sus sentidos; la diferencia es que sus instituciones son más mercantiles, más impersonales y más obsolescentes. Sólo me queda la duda de si esto lo fuerza Internet o nuestra progresiva posmodernización que nos lleva a no creernos nada.

Raúl Antón Cuadrado

  

    


[1] ViolaWWW, aunque el primer navegador gráfico, por su temprana traducción a Windows, se suele considerar Mosaic, de Marzo de 1993, sobre cuyo núcleo está creado tanto Mozilla, como Internet Explorer

[2] Por ejemplo, Sun Microsystems, recientemente comprado por ORACLE, quien canceló la mayoría de su proyectos OPEN (@Pelegri 2011) fue un referente en la red los primeros años. Su origen era universitario (su nombre es acrónimo de Stanford University Network, de donde provenían sus creadores) y su estrategia incluía algunos productos de libre uso que con el tiempo han marcado el desarrollo de Internet como el lenguaje de programación Java que significó una revolución técnica al permitir el desarrollo de páginas web dinámicas.

[3] La encuesta, cuyo resumen del resultado se muestra en el cuadro adjunto, contenía una explicación de lo que se entiende por institución y una pregunta abierta para enumerar, con un máximo de 25 casos, ítems que el participante considerara que hubieran sido instituciones en algún momento de la historia de Internet. Ha habido una veintena de participantes, y las respuestas se han dividido en tres grupos para su análisis, a saber, los que desarrollan su actividad laboral en el ámbito técnico de las tecnologías de la información, quienes utilizan intensivamente Internet para su actividad laboral y usuarios de la red convencionales con, al menos, 5 años de uso.

[4] Google la citan 9 de cada 10 encuestados, Yahoo que antes tuvo una importancia comparable, sólo un 45% y Altavista, un 10%, todos ellos trabajadores del ámbito de IT. Lo mismo pasa con el CERN, Netscape, la W3C…

[5] Se constata una basculación de la autoridad y la institucionalidad de personas a organizaciones. En la mini-encuesta sobre Internet, sólo aparecen citados (todos en una sola ocasión) Bill Gates, Mark Zukemberg (el creador de Facebook), Obama y Steve Jobs.La ausencia de instituciones es inaceptable en un grupo social, ya que construyen la red de

significaciones que sustenta su ideología, vertebrándola. Y, como cabía esperar, en Internet, se han creado instituciones con rapidez. Las instituciones de red son increíblemente heterogéneas e incluso contradictorias, pero la característica más genuinamente propia de las instituciones en la red es su rápida obsolescencia y sustitución, incluso en ocasiones, por otras instituciones de corte opuesto. La aparición del primer navegador gráfico[1] en 1992, disparó la propagación de Internet fuera de los entornos académicos y especializados y la puesta a disposición de una nueva herramienta de construcción social al servicio de esas necesidades sociológicas posmodernas, cuya peculiaridad –nada es para siempre- se sublima en este entorno.

El ICANN, la W3C, el CERN, La prohibición de la publicidad, P2P, los BBS, el HTML, SUN, los RFCs, GNU, Netscape, Altavista, Microsoft, Java, XML, Yahoo, Wikipedia, la omnipresencia de la publicidad, Google, los Blogs, el concepto Web2.0 sustanciado en Facebook o Twitter o Youtube…, Creative Commons, son algunas de las instituciones que en algún momento desde el principio de la década de los 90 han tenido más relevancia y, por ende, autoridad en Internet. En ellas se puede observar una remarcable heterogeneidad; hay marcas comerciales, organizaciones, corporaciones, conceptos, herramientas, formas de uso de información, lenguajes de programación. Igualmente trasluce la dialéctica de creación de contenidos verticales, protegidos por copyright vs la creación horizontal de los usuarios red y algunas empresas y organizaciones con principios[2] similares.

Resumen de la encuesta

Viendo la tabla resumen de una sencilla encuesta informal[3] sobre instituciones en Internet, se pueden descubrir varias cosas muy jugosas. En primer lugar, esa heterogeneidad, así como la pugna entre creadores de contenidos verticales y horizontales. Pero se observan también varios efectos tan esperados como quizás perversos: la rápida obsolescencia de las instituciones [aunque la pregunta se hizo sobre instituciones presentes y pasadas, éstas apenas se recuerdan, salvo en el grupo de trabajadores de IT[4]], la progresiva mercantilización de las mismas [de las 12 instituciones que citaron más del 40% de los encuestados, dos tercios son marcas comerciales] y la mínima institucionalidad de las personas[5] que, normalmente sólo ganan representatividad y autoridad cuando representan a una organización.

En resumen, Internet, como subsistema social, no es una excepción. Necesitas sus instituciones para construir sus sentidos; la diferencia es que sus instituciones son más mercantiles, más impersonales y más obsolescentes. Sólo me queda la duda de si esto lo fuerza Internet o nuestra progresiva posmodernización que nos lleva a no creernos nada.

Raúl Antón Cuadrado


[1] ViolaWWW, aunque el primer navegador gráfico, por su temprana traducción a Windows, se suele considerar Mosaic, de Marzo de 1993, sobre cuyo núcleo está creado tanto Mozilla, como Internet Explorer

[2] Por ejemplo, Sun Microsystems, recientemente comprado por ORACLE, quien canceló la mayoría de su proyectos OPEN (@Pelegri 2011) fue un referente en la red los primeros años. Su origen era universitario (su nombre es acrónimo de Stanford University Network, de donde provenían sus creadores) y su estrategia incluía algunos productos de libre uso que con el tiempo han marcado el desarrollo de Internet como el lenguaje de programación Java que significó una revolución técnica al permitir el desarrollo de páginas web dinámicas.

[3] La encuesta, cuyo resumen del resultado se muestra en el cuadro adjunto, contenía una explicación de lo que se entiende por institución y una pregunta abierta para enumerar, con un máximo de 25 casos, ítems que el participante considerara que hubieran sido instituciones en algún momento de la historia de Internet. Ha habido una veintena de participantes, y las respuestas se han dividido en tres grupos para su análisis, a saber, los que desarrollan su actividad laboral en el ámbito técnico de las tecnologías de la información, quienes utilizan intensivamente Internet para su actividad laboral y usuarios de la red convencionales con, al menos, 5 años de uso.

[4] Google la citan 9 de cada 10 encuestados, Yahoo que antes tuvo una importancia comparable, sólo un 45% y Altavista, un 10%, todos ellos trabajadores del ámbito de IT. Lo mismo pasa con el CERN, Netscape, la W3C…

[5] Se constata una basculación de la autoridad y la institucionalidad de personas a organizaciones. En la mini-encuesta sobre Internet, sólo aparecen citados (todos en una sola ocasión) Bill Gates, Mark Zukemberg (el creador de Facebook), Obama y Steve Jobs.La ausencia de instituciones es inaceptable en un grupo social, ya que construyen la red de

significaciones que sustenta su ideología, vertebrándola. Y, como cabía esperar, en Internet, se han creado instituciones con rapidez. Las instituciones de red son increíblemente heterogéneas e incluso contradictorias, pero la característica más genuinamente propia de las instituciones en la red es su rápida obsolescencia y sustitución, incluso en ocasiones, por otras instituciones de corte opuesto. La aparición del primer navegador gráfico[1] en 1992, disparó la propagación de Internet fuera de los entornos académicos y especializados y la puesta a disposición de una nueva herramienta de construcción social al servicio de esas necesidades sociológicas posmodernas, cuya peculiaridad –nada es para siempre- se sublima en este entorno.

El ICANN, la W3C, el CERN, La prohibición de la publicidad, P2P, los BBS, el HTML, SUN, los RFCs, GNU, Netscape, Altavista, Microsoft, Java, XML, Yahoo, Wikipedia, la omnipresencia de la publicidad, Google, los Blogs, el concepto Web2.0 sustanciado en Facebook o Twitter o Youtube…, Creative Commons, son algunas de las instituciones que en algún momento desde el principio de la década de los 90 han tenido más relevancia y, por ende, autoridad en Internet. En ellas se puede observar una remarcable heterogeneidad; hay marcas comerciales, organizaciones, corporaciones, conceptos, herramientas, formas de uso de información, lenguajes de programación. Igualmente trasluce la dialéctica de creación de contenidos verticales, protegidos por copyright vs la creación horizontal de los usuarios red y algunas empresas y organizaciones con principios[2] similares.

Resumen de la encuesta

Viendo la tabla resumen de una sencilla encuesta informal[3] sobre instituciones en Internet, se pueden descubrir varias cosas muy jugosas. En primer lugar, esa heterogeneidad, así como la pugna entre creadores de contenidos verticales y horizontales. Pero se observan también varios efectos tan esperados como quizás perversos: la rápida obsolescencia de las instituciones [aunque la pregunta se hizo sobre instituciones presentes y pasadas, éstas apenas se recuerdan, salvo en el grupo de trabajadores de IT[4]], la progresiva mercantilización de las mismas [de las 12 instituciones que citaron más del 40% de los encuestados, dos tercios son marcas comerciales] y la mínima institucionalidad de las personas[5] que, normalmente sólo ganan representatividad y autoridad cuando representan a una organización.

En resumen, Internet, como subsistema social, no es una excepción. Necesitas sus instituciones para construir sus sentidos; la diferencia es que sus instituciones son más mercantiles, más impersonales y más obsolescentes. Sólo me queda la duda de si esto lo fuerza Internet o nuestra progresiva posmodernización que nos lleva a no creernos nada.

Raúl Antón Cuadrado


[1] ViolaWWW, aunque el primer navegador gráfico, por su temprana traducción a Windows, se suele considerar Mosaic, de Marzo de 1993, sobre cuyo núcleo está creado tanto Mozilla, como Internet Explorer

[2] Por ejemplo, Sun Microsystems, recientemente comprado por ORACLE, quien canceló la mayoría de su proyectos OPEN (@Pelegri 2011) fue un referente en la red los primeros años. Su origen era universitario (su nombre es acrónimo de Stanford University Network, de donde provenían sus creadores) y su estrategia incluía algunos productos de libre uso que con el tiempo han marcado el desarrollo de Internet como el lenguaje de programación Java que significó una revolución técnica al permitir el desarrollo de páginas web dinámicas.

[3] La encuesta, cuyo resumen del resultado se muestra en el cuadro adjunto, contenía una explicación de lo que se entiende por institución y una pregunta abierta para enumerar, con un máximo de 25 casos, ítems que el participante considerara que hubieran sido instituciones en algún momento de la historia de Internet. Ha habido una veintena de participantes, y las respuestas se han dividido en tres grupos para su análisis, a saber, los que desarrollan su actividad laboral en el ámbito técnico de las tecnologías de la información, quienes utilizan intensivamente Internet para su actividad laboral y usuarios de la red convencionales con, al menos, 5 años de uso.

[4] Google la citan 9 de cada 10 encuestados, Yahoo que antes tuvo una importancia comparable, sólo un 45% y Altavista, un 10%, todos ellos trabajadores del ámbito de IT. Lo mismo pasa con el CERN, Netscape, la W3C…

[5] Se constata una basculación de la autoridad y la institucionalidad de personas a organizaciones. En la mini-encuesta sobre Internet, sólo aparecen citados (todos en una sola ocasión) Bill Gates, Mark Zukemberg (el creador de Facebook), Obama y Steve Jobs.

4 replies »

  1. Lo que comentas me ha hecho pensar. ¿Será algún día posible que un partido político sea íntegramente de una red social y no gaste dinero innecesario en campañas absurdas?

    Me gusta

    • Joder, ¡Cuanta razón tienes! ¿Pero no las harían igual de absurdas? A mi se me han pedido hacer amigos en Twitter y Facebook varios candidatos de mi ciudad para decirme lo mismo por varias vías… debe de ser a ver si cala. ¡Pero si no cala no es porque no haya chaparrón!

      Pero me quedo con tu idea. ¿Porqué no hacer un partido sólo en Internet?

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s