La evanescencia de la certidumbre en la sociedad posmoderna tecnológica

Con la metástasis de la información[1] y el caos como nuevo atributo de la generación de

Atribución flickr.com/photos/kopper/2252545675

conocimiento características ambas del escenario actual, existe una imposibilidad individual de justificar o generar a partir de datos los conocimientos que se manejan, y se hacen descansar muchos, la mayoría, sobre la confianza en opiniones de autoridades, sean estas profesores, medios de comunicación, compañeros de trabajo, conocidos, etc. Se utilizan las redes relacionales como almacen de conocimientos y sus justificaciones; en palabras de Karen Stephenson “I store my knowledge in my friends”[2].

“Todos nosotros conocemos –y, en muchos casos creemos- proposiciones que, realmente, no nos hemos tomado el trabajo de verificar”[3], lo que debiera de entenderse como una sana delegación a fuentes confiables y aceptables. El tener fuentes de confianza, es la esencia de las relaciones sociales -“the genesis of a network is formed by trust” (drKaren)-, pero no se debiera renunciar a la posibilidad de una re-verificación o un cotejo, si existe duda sobre su exactitud, completitud o consistencia. Es decir, yo me fío de cierta gente o ciertos Medios, pero no a ciegas. Cuando el pañal huele mal, suele tener caca dentro. (Sí, cosas de padre primerizo)

Atribución flickr.com/photos/jantik/188875251

Cada día es más común, no obstante, que albergando dudas sobre una información, no sea posible cotejarla. Se desvela entonces una inevitable consecuencia: si la autoridad ya no es absoluta sino borrosa, y el individuo no es capaz de constatar la validez de los enunciados, acaece la pérdida de la certeza de las informaciones que se manejan. La inexistencia de certezas absolutas es sustantivo en la cotidianía de la posmodernidad tecnológica y afecta al grado de verdad –o de alineación con la realidad- de lo que sabemos, a su completitud, incluso a su coherencia con asunciones previas, sin por ello hacerlas inútiles[5]. No se trata de caer en el relativismo, sino de aprender a convivir con este efecto de la posmodernidad que Kruger dibuja: “uno de los rasgos de la sociedad del conocimiento es el aumento de las zonas de incertidumbre”[6]. Se acabó vivir confortablemente asentado en certezas, ya

no hay magia, ni más allá, ni autoridad moral en forma de figura paterna, ni certeza, ni vivieron felices para siempre. Eso es un verdadero misil” Phil, Plait. “Vimeo: Phil Plait – Don’t be a dick.” Vimeo. http://vimeo.com/14333708 (accessed 01 30, 2011).

Raúl Antón Cuadrado


[1] Metafora recogida Ramón Ignacio correa García “TICs entre el mesianismo y el prognatismo pedagógico” en (Aparici (Coord.), Conectados en el ciberespacio 2010)

[2] Karen Stephenson (Stephenson s.f.) citada en Siemens, Conectivismo: una teoría de aprendizaje para la era digital, cap5 de (Aparici (Coord.), Conectados en el Ciberespacio

[3] (Ayer, A.J. Lenguaje, verdad y lógica. Barcelona: Planeta-Agostini, 1986) Pág 38.

[5] “¿Un sistema incoherente es necesariamente inútil?¡En absoluto!” (Smullyan, Raymond. 5000 años AC y otras fantasías filosóficas. Madrid: Cátedra, 1989) Pág 86

[6] Krüger, Karsten. “El concepto de sociedad del conocimiento.” Revista bibliográfica de geografía y ciencias sociales XI, no. 683 (10 2006): 14, página 7.

3 replies »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s