¿Quién mató al cine?

Atribución flickr.com/photos/_miki/3439410308/

¿Quién mató al cine?

Nos vienen machacando constantemente sobre lo pérfido de la red, y lo perniciosa que es para ciertas industrias. Podríamos hablar de música, libros, prensa… pero vamos a reflexionar sobre el cine. A todos nos gusta ver una buena película, auque lo de buena o mala sea muy relativo. Por eso, hay películas con más espectadores y otras con menos. Pero, ¿qué culpa tiene Internet de que una película guste más o menos? Encima, este ataque es muy hipócrita, pues gran parte de la promoción de los estrenos se hace a través de la red. Pero, vayamos a lo concreto. Según la revista Forbes, los actores mejor pagado son Johnny Depp, Ben Stiller y Tom Hanks. El primero ingresó 75 millones de dólares en el periódo que va de junio de 2009 a junio de 2010. Stiller ingresó 53 y Tom 45. Muy de cerca, otras estrellas del celuloide, que ingresaron entre 25 y 45 millones de dólares. En fin, cifras que para nada indican mala salud financiera del sistema, y que no olvidemos, no son patrimonio, sino ingresos anuales. Tomemos en comparación un sueldo medio de un funcionario del grupo A (profesor, médico…) en España, que ronda los 30.000 euros anuales. Aprobando a los 25 años, y tras 40 de trabajo, esta persona habría ingresado en concepto de salario 1,2 millones de euros. Es decir, si comparamos el valor del trabajo, un trabajador medio tendría que estar en su puesto 1.200 años para alcanzar los

Atribución flickr.com/photos/jlastras/2345640104/

beneficios anuales de Deep. O visto de otra manera, con lo que Deep gana en un año, se podría mantener un instituto medio (60 profesores/700 alumnos) o un hospital durante casi medio siglo.

Evidentemente, las cifras revelan una desproporción indecente, antiética, incluso pornográfica. El valor del dinero es aleatorio, volátil, arbitrario, pero estas cifras en unidades de trabajo nos hacen ver que el sistema está ampliamente desequilibrado, y que si la industria del cine está en peligro, es culpa evidente de sus gestores, no de Internet ni de esa persona que descarga una película, ya que llevar a pareja y a sus dos hijos al cine le sale más caro que un día completo de trabajo. La industria es la culpable de crear estos dioses de la pantalla que, para satisfacer su ego, pretenden acumular una ingente cantidad de recursos. Esa fue una de las causas de la desaparición de los dinosaurios (además de otros factores, si aceptamos un marco multicausal en la extinción): por propia evolución, los más grandes y fuertes se perpetuaban, pero al predominar organismo tan grandes, su ecosistema era incapaz de proporcionarles alimentos.

Alfonso Vázquez Atochero

4 replies »

    • Yo siempre he pensado que aquello que tenga que morir, lo hará por si solo, y si es internet el ente que hace desaparecer el cine, y mira que lo dudo, será porque internet es mucho mas poderoso. Es como una pelea entre un pokemon y bob esponja; no hay color.
      Por lo tanto, el cine ha de adaptarse o morir, los tiempos cambian. Desde luego no creo que adulterar el libre mercado con subvenciones a pestiños indecentes sea bueno para la supuesta cultura a la que se supone que sirven. Como bien decía Labordeta “A la mierda”

      Me gusta

      • Es lo que siempre venimos diciendo: no es necesario que muera, pero sí que se transforme. Y al igual que se tranforman los formatos, también lo harán sus magnates.
        Como muestra, podemos sacar al estrado las series de éxito en Internet, como Malviviendo o Niña repelente, con mucha más audiencia que algunas de la pequeña pantalla.
        Evidentemente, las cadenas convencionales siguen aprovechando su tirón mediático, y la falta de acceso de algunas generaciones predigitales o paradigitales a la red y su encadenamiento a los medios convencionales, para convertirlas en su punto de mira. Se resiten a aceptar el inicio del cambio y pretenden hacernos creer, mediante “encuestas” de escaso rigor y valor, que si Belén Esteban se presetará a las elecciones, se llevaría un 8% de los votos.

        Me gusta

  1. Internet y las descargas sin pagar derechos de autor (que no ilegales), son el mejor medio de promoción de la cultura en cualquiera de sus vertientes. Llegan a mas público que desde los circuitos convencionales, es barato, además de democrático, y encima el artista establece un feedback con el público através de foros, blogs, redes sociales,etc…, imposible de imaginar hace unos años. Músicos, Escritores, Actores, Cineastas, Diseñadores, Fotógrafos, Artistas en general, tienen en sus manos una herramienta de promoción global poderosa, que incomoda a las grandes productoras y distribuidoras. Los actores y músicos en particular se están adaptando a este nuevo panorama; antes grababan 4 bandas y vivían principalmente de las ventas. Hoy hay que salir más al escenario y trabajarse los honorarios. Por otro lado, el placer de asistir al teatro o a un concierto, nunca podrá ser descargado, así cómo tampoco el placer de ir al Cine o de comprarte el último dico de tu grupo favorito. Hay público para todo. Hoy más que nunca, gracias a Internet.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s